Si tienes en marcha un proyecto digital o tienes previsto emprender y necesitas una aplicación, un sitio web o un servicio que requiera desarrollo web, estos son algunos de los puntos en los que te deberías centrar a la hora de buscar y contratar un desarrollador web:

  • Define de forma clara y precisa el alcance de tu proyecto.
  • Si tienes dificultades con el punto anterior solicita ayuda al desarrollador o gestor de proyectos. Si no entiendes tecnicismos, solicita que te lo expliquen.
  • Procura hacerlo con tiempo y evita las prisas.
  • Compara entre al menos tres opciones.
  • Nunca utilices el precio como principal y único elemento de decisión.
  • Que quede todo por escrito. Si es necesario resumir en un email una conversación telefónica, hazlo y solicita confirmación.
  • Establece y comunica qué resultados esperas.
  • Establece y comunica qué resultados no esperas.
  • Establece y comunica cuánto tienes previsto invertir. Esto permite ahorrar tiempo tanto a cliente como al desarrollador.
  • Solicita información sobre trabajos previos que haya desarrollado la empresa de desarrollo o el desarrollador.
  • Pregunta qué métodos de trabajo y gestión de proyectos utilizan.
  • Solicita que te comuniquen por escrito lo que incluye y lo que no incluye el proyecto.
  • Que quede reflejado entregas periódicas y sus plazos. Es preferible que se realicen entregas pequeñas, de forma que se puedan validar o modificar si fuere necesario.
  • El plan de pagos debería ir acorde a la planificación y conformidad de las entregas.
  • Definir por escrito cómo compensaría económicamente el desarrollador o empresa de desarrollo al cliente en caso de incumplimiento de plazos y/o calidad de los resultados.
  • Mantén una comunicación constante, clara y amable.

Disfruta del proceso.

 

MarketingEsWeb

 

Photo by rawpixel on Unsplash